martes, septiembre 19, 2006

Opinión Personal: Map1213

Hacía tiempo que no dejaba caer el comentario semanal sobre el capítulo... ¡maldito World of Warcraft! ¡Niños, no juguéis con drogas!

El último capítulo de Prison Break es uno de esos que da miedo. Y no por el argumento, precisamente, si no por la falta de él. Me explico: este episodio Mahone nos da a entender que es posible que sepa donde están los fugitivos. A casi todos ellos casi les pillan, pero sólo casi. Y en la último momento del episodio, la gran bomba: la finca de la doble K es ahora una bonita urbanización (parece que ni Utah se libra de la especulación inmobiliaria) ¿estará Julián Muñoz relacionado? ¿le veremos el próximo día en la Fox River? Qui lo sa.

A lo que me refiero con el último párrafo es que esta temporada va a tener el efecto Lost. No hay mucho que contar, así que me da que vamos a tener episodios de relleno por un tubo, y los detalles van a caer con cuentagotas (en los tres últimos minutos de capítulo, para variar) para análisis de los más frikis bloggeros y foreros (no miro a nadie, ¡desgraciados!).

Sabemos ahora qué es lo que toma Mahone: Midazolam. Parece que es un calmante potente: se usa en preoperatorios, y su efecto es rápido. Este chico es un yonki de primera, señores. Seguimos sin saber quien es el calvorota al que persigue, pero por lo que su camello/informante de ojos azules deja entrever, también va a ser un punto importante en la serie. De nuevo, si el ritmo continua, posiblemente el próximo dato nos lo den en el capítulo 19.

Y bueno, todo esto aderezado con la presencia de mi queridísima Tancredi, que le voy a poner un pedestal de lo estupenda que está. Si bien la debilidad de mi querido colaborador por Holly Vallance se hace patente en cada post (cosa que no es mala, ojo), pienso contrarrestarlo en breve con una dosis de Tancredi de agárrese y no se (la) menee. En fin, otra Origami Crane para añadir a nuestra colección, ésta vez con un teléfono que no ha sido asignado los últimos diecisiete años (1989, digo yo). Enviaremos la pajarita al departamento de analítica frikense para ver que sacamos en claro.

Lo mejor:
- Tancredi.
- Mahone, demostrando que no le tose nadie (eso es mala ostia, y no lo que tiene mi jefe).
- T-Bag, de nuevo haciéndose imprescindible.

Lo peor:
- El amago de historia de amor de Tweener. ¿Realmente nos tenemos que creer que la pava esa le importa?
- La entrada al registro con los policias. ¿Tanta tensión para nada?
- La falta de chicha.

La frase:

- You're just here to lend a hand.

- Scofield, dirigiéndose a T-Bag.

2 comentarios:

Utah dijo...

Estaría muy bien poder ver el episodio de cada semana antes del jueves, que es más o menos cuando termina de bajarse en el e-mule en castellano. Si me dices cómo lo puedo conseguir, te lo agradecería.
¿así que Mahone toma midazolam? pues tiene que estar muy enganchado para no ir durmiéndose por las esquinas (su nombre comercial en España es "Dormicum").

Javi dijo...

Ese tío es un yonkarra!